Buscar

Publicidad

Martes, 17 Diciembre 2013 14:59

Ritual de solsticio de invierno y Espíritu de la Navidad (Parte 1)

Escrtito por
Valorar arículo
(0 votos)
Navidad es una palabra que viene del término Natividad, del latín Nativitas, que quiere decir nacimiento, en este caso, tradicionalmente se refiere a un nacimiento que es un acontecimiento muy especial y grandioso, un nacimiento que eleva espiritualmente a toda la humanidad, el nacimiento de Jesús. Ahora bien, en esta era la Navidad también se refiere a nuestro nacimiento del cristo interno, es decir, que es el momento de nacer a otros planos, el emocional, el mental y el espiritual, para que nazcan nuestros estados superiores que todos poseemos, tales como, el bien, la alegría, la veracidad, el trabajo fructífero, el perdón y la fraternidad.

Esta expansión de la energía en muchas culturas se ha relacionado con los solsticios. A lo largo de la historia el solsticio de invierno ha tenido una gran significación, tanto así, que en su afán de cristianizar a los pueblos paganos, la iglesia llevó a esta festividad el nacimiento de Jesús, a fin de hacer olvidar celebraciones y adoraciones a dioses paganos.

Pero vayamos por partes, primero veamos que es en si el solsticio, es el tiempo en que el sol se encuentra más alejado del ecuador, lo más lejos al sur en invierno o al norte en verano. El solsticio de invierno se inicia a las 12 a.m. del día 22 de diciembre y culmina el día 24 a la media noche, durante este tiempo, el sol pareciera detener su movimiento, de ahí la palabra solsticio, sol estático, para luego el día 25 volver a levantarse, renacer.

Por otra parte la tierra no está completamente vertical, sino que su eje está inclinado, y así viaja por la elipse con dicha inclinación, por lo que en los lados más alejados del sol la intensidad de luz y calor sea variable, en el día 22 de diciembre el sol apunta directamente al hemisferio sur, por lo que en el hemisferio norte es invierno, con días cortos, largas noches y mucho frío, del 22 al 25 de diciembre el sol aparece con su máxima declinación al sur, dando el aspecto de estático, para luego comenzar de nuevo su viaje hacia el norte, trayendo luz y calor.

De ahí vienen las celebraciones del 21 del Espíritu de la Navidad y el 25 del Nacimiento de Jesús, quien trajo la luz a la humanidad, por lo que ambas celebraciones son de carácter solar. Esta energía cósmica positiva penetra a nuestro planeta por el polo norte y luego irradia todo el poder a toda la superficie del planeta, produciendo así el mejor efecto benéfico y positivo que recibe la tierra en todo el año. Esta energía la recibe tanto el planeta como todos los seres vivos que lo habitan.

Siempre se han tejido historias sobre personajes generosos y de gran bondad como Santa Claus, quien vive en el polo norte y “casualmente” en el día de Navidad viaja por todo el planeta cargado de regalos, y cosas buenas, para todos por igual. Podemos apreciar que esta historia coincide perfectamente con un hecho real, una energía positiva que desde el polo norte se desplaza a todos los rincones del mundo. Entonces, ¿quién es el Espíritu de la Navidad? pues bien, recibe diversos nombres, diversos orígenes, y todos, absolutamente todos, son válidos, bien sea Santa Claus, San Nicolás, Papa Noel, Maestra Natividad o como queramos llamarlo, poco importa quien es, sino el mensaje que trae.

Uno de los relatos sobre este ser dice así: ”Cuenta el Arcángel Uriel, uno de los arcángeles más cercanos al trono de Dios, que hace muchos, muchos años, llegó al planeta Tierra un bello Ser proveniente de una galaxia muy lejana y evolucionada, quien se instaló en lo que conocemos hoy día como la península Escandinava, en la zona norte del planeta; era alto, delgado, de aspecto adolescente; su piel emanaba luz de tonalidad roja-dorada, su cabello largo era castaño con destellos rojizos y sus ojos inmensos, rasgados, color ámbar como miel. Manifestaba un manejo absoluto del conocimiento de cómo traer al plano físico todo lo que deseamos en nuestro corazón (Poder de Precipitación) e impartía sus enseñanzas universales a través de fábulas, cuentos y anécdotas graciosas que hacían las delicias de todos los habitantes de las ciudades que con generosidad visitaba cada año.

Con su pericia en el manejo de la Sustancia Universal y su gran Amor a toda la humanidad, el Amado Maestro Natividad repartía regalos de gran valor, que eran energía pura y condensada provenientes del propio Creador, los cuales eran usados con gran sabiduría por los seres humanos que en esa época sólo conocían el Bien, el Amor, la Generosidad, la Sencillez, la Solidaridad y la Armonía en sus relaciones diarias como hermanos hijos de un solo Dios.

Con el transcurso de los años su generosa labor, amor y servicio se convirtieron en una leyenda extensiva a todo el planeta, tanto que hoy lo conocemos como un SER, todo Amor, todo Unidad, todo Compasión, siempre dispuesto a estar en cada hogar que le invoque desde el espacio del perdón, el amor, la misericordia, la hermandad, la compasión y la pureza.”

Lo realmente importante es hablar de los dones que trae y como nos preparamos para recibirlo, el se hará realmente presente si tenemos disposición al cambio hacia lo superior en nosotros, pues es a través de nosotros mismos que el se manifiesta, visto así, el Espíritu de Navidad son ustedes, soy yo, somos todos los que llevemos a la práctica todos nuestros pensamientos positivos.

Comencemos por nuestro hogar, en nuestra casa las estructuras atómicas de techos, paredes, pisos, muebles y enseres reciben, día a día, una vibración que instantáneamente es almacenada, alegrías y tristezas, paz y violencia, amor y resentimientos, optimismo y pesimismo, claridad y confusión, prosperidad y escasez, todo queda almacenado en el cuerpo de energía del hogar y de acuerdo a la tónica mental de quienes la habitan, la casa tendrá un aura liviana, clara, acogedora y alegre o será todo lo contrario.

 

Hay otro elemento a tomar en cuenta y es el desorden, cuando tenemos objetos en nuestro hogar en un caos, bien dentro de un armario, maletero o cajón, es un lastre que impide la circulación de las energías positivas. Cuando arreglamos poco a poco algo desordenado hay un efecto directo en nuestra psique pues los objetos están llenos de connotaciones y significados, además, al enfrentar el desorden en la casa liberamos energía para vivir el presente y al despejar la casa, despejamos la vida y el alma creando un espacio y energía disponible para el aquí y ahora. También estaremos atentos a los objetos de nuestra casa, los cuales pueden aumentar o disminuir los niveles de energía. Elevarán nuestra energía debido a las asociaciones positivas que despiertan en nosotros, por ejemplo, una concha de mar traída de unas vacaciones alegres en la playa. Otros objetos expansionan nuestra energía porque complacen a los sentidos, por ejemplo, un jarrón bonito para colocar flores.

Algunos objetos tienen una energía maravillosa debido al significado que les otorgamos, por ejemplo, el dedal que nuestra madre utilizó para coser o remendar nuestra ropa puede significar subconscientemente el amor que ella nos profesa.

Por otra parte, puede haber objetos que nos desagraden y experimentemos una energía negativa, es más, hay objetos que nos afectan a nivel subconsciente y que nos estén vaciando de energía sin que lo sepamos. Por ejemplo, la lámpara que nos regaló latía Hortensia, quien critica constantemente y en forma destructiva todo lo que hacemos o pensamos, así pues, cada vez que prendemos la lámpara, ¡zuaz! Nos roba energía, ¿solución? Deshágase de la lámpara sin contemplaciones.

LIMPIEZA ENERGÉTICA DEL HOGAR

Para realizarla necesitaremos:

  • Un velón, si es de color azul mejor, pues se trabajará conjuntamente con el arcángel Miguel.
  • Discos compactos de música clásica (por ejemplo, música barroca de Andel, Vivaldi o Bach) o instrumental que sea relajante, como la música ambiental que combina sonidos de la naturaleza con suaves tonadas.
  • Incienso con olor de jazmín, vainilla, rosa o sándalo.

PROCEDIMIENTO:

  • Para comenzar, invocamos a Miguel para pedirle su protección y ayuda para liberar la casa de toda carga energética negativa.
  • Escogemos una habitación por vez y primero desempolvamos cuadros, lámparas, ventanas y objetos de adorno hasta que todo quede reluciente.
  • Luego con un coleto bien empapada la pasamos en todas direcciones, el agua tiene un extraordinario poder magnético, así, extraemos y eliminamos todo tipo de energías. Después secamos el piso.
  • Cuando esté seco, ponemos el velón lo más cercano al centro de la habitación como representación del fuego sagrado, a fin de que esa área quede depurada y sea consagrada al servicio de la luz divina, de su amor, de su alegría y plenitud.
  • Con la habitación depurada, iniciamos la alimentación del sitio con vibraciones positivas. Esto se hará dejando sonar música de estructura armónica, instrumental y relajante por lo menos 1 hora en cada habitación.
  • Mientras la música suena, podemos quemar un incienso de aroma suave.
  • Por último, nos paramos lo más cercano al centro de la habitación y damos gracias a San Miguel Arcangel por habernos ayudado a despejar lo negativo.

Cerramos los ojos y visualizamos que todo el ambiente está lleno con una luz blanquísima, que todo lo penetra. Para incrementar la energía se pueden colocar pequeños tiestos con plantas o bien flores frescas en floreros en cada habitación. También se puede colocar un bol con agua fresca en cada cuarto para recoger cualquier energía negativa, esa agua se recambia cada cierto tiempo. Con la casa limpia y enfocada hacia lo positivo, demos rienda suelta a nuestra imaginación y hagamos la decoración.

 

Prepara un altar con lo siguiente:

1.- Coloca un mantel color naranja cobre una mesa

2.- Un bol de cristal con agua previamente hervida con conchas de mandarina y canela, agregar una cucharada de miel. colocarle 3 rosas de color salmón o en su defecto una amarilla y una blanca.

3.- encender 2 velas de color naranja y 7 velitas pequeñas naranja para atraer la energía del padre.

4.- Incienso de mandarina

5.- Una bandeja con 9 mandarinas en pirámide o mas para el dinero y la abundancia

6.- Ubicación hacia el Este.

7.- Coloca dulces.

8.- Coloca flores salmon, naranja amarillas y blancas, prefriblemente rosas.

 

Consagración del Hogar:

“En el nombre de la Divina Presencia, Yo soy, bendigo este hogar y lo envuelvo en esfera de luz dorada”. ¿Por qué utilizamos el color naranja en esta celebración? éste color representa el segundo chakra, el de la creatividad, la unión del hombre y la mujer.

 

MP Filippone

 

Artículos Relacionados:

Leído 5183 veces Última Actualización Miércoles, 15 Noviembre 2017 23:49
Share on Myspace

Calendario

No event in the calendar
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30

Redes Sociales

Twitter

#ParaelespirituTV

Publicidad

Más Visto

  • El Monje y el Alacrán
    El Monje y el Alacrán  

    Un maestro oriental que vio cómo un alacrán se estaba ahogando, decidió sacarlo del agua, pero cuando lo hizo, el alacrán lo picó.

    Por la reacción al dolor, el maestro lo soltó, y el animal cayó al agua y de nuevo estaba ahogándose.

  • Compatibilidad de Leo
    Compatibilidad de Leo
     
    Leo
     
    ¿Quieres saber con qué signos es compatible Leo? Puedes descubrir la compatibilidad de Leo con todos los demás signos del zodiaco. Tan solo tienes que hacer clic en la combinación que te interese de la lista abajo para descubrir el grado de compatibilidad.
    El signo Leo es un signo de fuego. Es aventurero y energético, pionero y valiente, seguro de si mismo (Ver Características de los Leo).
  • Si te tiembla el párpado es por esto
    Si te tiembla el párpado es por esto  

    Muchas veces les sucede a muchas personas que el ojo les comienza a temblar y es un síntoma bastante molesto, pero no dificil de experimentar, seguro que todos sabrán de qué estamos hablando; cuando esto pasa quiere decir que hay movimientos oculares involuntarios que son una especie de contracción en la fibra del músculo que realiza los parpadeos.

    Por un lado, deben quedarse tranquilos ya que se trata de un problema temporal que a los segundos desaparece por completo y no hace ningún daño al ojo.