Buscar

Publicidad

Publicidad

Lunes, 16 Febrero 2015 18:14

DIOS los crea y ellos se juntan

Escrtito por
Valorar arículo
(0 votos)
  Dicen que los refranes recogen la sabiduría popular, “Dios los crea y ellos se juntan”, es la forma popular de decir que los integrante de una pareja se complementan, la personalidad de uno de los miembros de la pareja, sus actitudes y comportamientos pueden ofrecen o brindar al cónyuge, y a la relación, lo que el otro “carece”. Vemos al esposo serio, introvertido, de poco hablar casado con la extrovertida y apasionada, parlanchina. Esta complementariedad puede servir tanto para engranar y articularse constituyéndo un equipo donde cada integrante aporta lo que al otro “le hace falta”. Pueden integrarse y convertirse en aliados, facilitándose la vida uno al otro, logrando sueños y propósitos de la pareja.

Sin embargo, esto puede repercutir en forma negativa, cuando un comportamiento disfuncional de uno de los integrantes, le permite a su pareja justificarse e impidiendo la confrontación con su propia dificultad o problema. Cuando el “síntoma” de uno de los miembros de la pareja, “protege” al cónyuge.

Esto es descrito por Watzlawick en el libro Teoría de la comunicación y lo ilustra con el siguiente texto:

 “La esposa enferma, está en posición de exigir que el cónyuge esté siempre a su disposición y haga lo que ella dice. El marido no puede dar un paso sin consultar a la paciente. No obstante, al mismo tiempo, la paciente es objeto de una constante supervisión por parte del esposo. Quien tiene que permanecer en el teléfono para que ella pueda llamarlo, pero el también controla todas las actividades de su mujer. Tanto la paciente como el marido a menudo señalan que el otro siempre se sale con la suya.

Las dificultades de la paciente permiten al marido evitar muchas situaciones en las que él podría experimentar ansiedad o algún otro malestar, sin tener que enfrentar la posibilidad de un síntoma. La mujer puede constituirse en una sólida excusa para él. Que así puede evitar la vida social, puesto que su esposa se siente incómoda. Puede limitar su trabajo, aparentemente porque debe atender a una persona enferma. Puede tratar inadecuadamente a sus hijos a causa de su evitación y de su tendencia a las reacciones excesivas, pero se libra de tener que enfrentarse consigo mismo gracias a la sospecha de que los problemas de los tiene su origen en los síntoma de la paciente. Puede evitar relaciones sexuales con la paciente aparentemente porque ella esta enferme y no podría hacerlo. Quizá le incomode sentirse sólo, pero puesto que la paciente tiene miedo de estarlo, él siempre puede tenerla a su lado sin revelar así que él tiene ese síntoma.

La paciente insatisfecha puede revelar cierto deseo de tener una relación extramarital, pero sus síntomas fóbicos le impiden vincularse con otros hombres. En cuanto al marido, las características de su personalidad y su reacción frente a la enfermedad de la paciente hacen que esa posibilidad tampoco exista para él. Tanto la paciente como el esposo están relativamente protegidos de esa exigencia por los síntomas de la primera.

Por lo común, el matrimonio es infeliz y la pareja vive distante e insatisfecha pero los síntomas sirven para mantenerla unida. Este tipo de matrimonio podría llamarse matrimonio compulsivo…”

Quise compartir la descripción de este tipo de relación, pues es frecuente que cada miembro de la pareja utilice a su cónyuge para justificar sus propias conductas. Esto por supuesto, también ocurre en las relaciones con los padres, hermanos, y en los trabajos.

Se logran relaciones “estables” llenas de insatisfacción que impiden que los integrantes enfrenten sus propios temores y dificultades. Muchas veces cuando la esposa o el esposo, cambia la conducta, el cónyuge tiene una crisis debido a que este cambio le conduce a enfrentar sus propios conflictos. Es por ello, que es frecuente que los síntomas surjan cuando hay cambio en la situación de vida de uno de los cónyuges.

Si uno de los integrantes de la pareja o de la familia cambia, saca a los demás de su zona de comodidad, pues se ven “obligados” a enfrentar situaciones que antes evitaban, encontrando una justificación en los demás.

Ahora te invito a revisar ¿Qué comportamientos de tu pareja, padres, jefes o compañeros de trabajo te sirven para protegerte, te ayudan a evadir y no enfrentar tus ansiedades, temores y conflictos?

¿Es posible que te sirva que la otra persona sea dominante para no tener que decidir, ni asumir la responsabilidad? o, ¿quizá, que no sea exitoso o exitosa para tu brillar, sentirte mejor que él o ella,? Quizá el hecho que dependa de ti, te brinda la seguridad de que estará a tu lado. Una manera de ver cuán ventajoso es para ti, una determinada actitud o comportamiento, imagina que la persona cambia este comportamiento, que deja ya de dominar y tomar las decisiones, o lograr ser exitosa y brillar tanto o más que tu, o que ya no depende de ti y puede desenvolverse sin tu ayuda. Cómo es la vida con esa persona sin esa conducta, y cómo es para ti, qué sientes cuando esa actitud o comportamiento ya no está.

Mantente atento y observa cómo tu pareja, familiares o compañeros de trabajo te ayudan a evitar que enfrentes tus propios temores y conflictos.

 

Mireya Materán | @MireyaMateran

 

 
 
Leído 2182 veces Última Actualización Miércoles, 13 Julio 2016 19:49
Mireya Materan

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Share on Myspace

Publicidad

Redes Sociales

Calendario

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

Twitter

#ParaelespirituTV

Publicidad

Más Visto

  • El Monje y el Alacrán
    El Monje y el Alacrán

     

    Un maestro oriental que vio cómo un alacrán se estaba ahogando, decidió sacarlo del agua, pero cuando lo hizo, el alacrán lo picó.

    Por la reacción al dolor, el maestro lo soltó, y el animal cayó al agua y de nuevo estaba ahogándose.

  • Compatibilidad de Leo
    Compatibilidad de Leo
     
    Leo
     
    ¿Quieres saber con qué signos es compatible Leo? Puedes descubrir la compatibilidad de Leo con todos los demás signos del zodiaco. Tan solo tienes que hacer clic en la combinación que te interese de la lista abajo para descubrir el grado de compatibilidad.
    El signo Leo es un signo de fuego. Es aventurero y energético, pionero y valiente, seguro de si mismo (Ver Características de los Leo).
  • Si te tiembla el párpado es por esto
    Si te tiembla el párpado es por esto  

    Muchas veces les sucede a muchas personas que el ojo les comienza a temblar y es un síntoma bastante molesto, pero no dificil de experimentar, seguro que todos sabrán de qué estamos hablando; cuando esto pasa quiere decir que hay movimientos oculares involuntarios que son una especie de contracción en la fibra del músculo que realiza los parpadeos.

    Por un lado, deben quedarse tranquilos ya que se trata de un problema temporal que a los segundos desaparece por completo y no hace ningún daño al ojo.