Buscar

Publicidad

Lunes, 28 Octubre 2013 20:01

El Plantador de Dátiles (Reflexión)

Escrtito por
Valorar arículo
(0 votos)
    En un oasis escondido entre los más lejanos paisajes del desierto, se encontraba el viejo Eliahu de rodillas, a un costado de algunas palmeras datileras.
Su vecino Hakim, el acaudalado mercader, se detuvo en el oasis a abrevar sus camellos y vio a Eliahu transpirando, mientras parecía cavar en la arena.
 
- ¿Que tal anciano? La paz sea contigo.
 
- Contigo -contestó Eliahu sin dejar su tarea.
 
- ¿Qué haces aquí, con esta temperatura, y esa pala en las manos?
 
- Siembro -contestó el viejo.
 
- Qué siembras aquí, Eliahu?
 
- Dátiles -respondió Eliahu mientras señalaba a su alrededor el palmar.
 
-¡Dátiles!! -repitió el recién llegado, y cerró los ojos como quien escucha la mayor estupidez.
 
-El calor te ha dañado el cerebro, querido amigo. Ven, deja esa tarea y vamos a la tienda a beber una copa de licor.
 
- No, debo terminar la siembra. Luego si quieres, beberemos...
 
- Dime, amigo: ¿cuántos años tienes?
 
- No sé... sesenta, setenta, ochenta, no sé... lo he olvidado... pero eso, ¿qué importa?
 
- Mira, amigo, los datileros tardan más de cincuenta años en crecer y recién después de ser palmeras adultas están en condiciones de dar frutos.
 
Yo no estoy deseándote el mal y lo sabes, ojala vivas hasta los ciento un años, pero tú sabes que difícilmente puedas llegar a cosechar algo de lo que hoy siembras. Deja eso y ven conmigo.
 
-Mira, Hakim, yo comí los dátiles que otro sembró, otro que tampoco soñó con probar esos dátiles. Yo siembro hoy, para que otros puedan comer mañana los dátiles que hoy planto... y aunque solo fuera en honor de aquel desconocido, vale la pena terminar mi tarea.
 
- Me has dado una gran lección, Eliahu, déjame que te pague con una bolsa de monedas esta enseñanza que hoy me diste - y diciendo esto, Hakim le puso en la mano al viejo una bolsa de cuero.
 
- Te agradezco tus monedas, amigo. Ya ves, a veces pasa esto: tú me pronosticabas que no llegaría a cosechar lo que sembrara. Parecía cierto y sin embargo, mira, todavía no termino de sembrar y ya coseché una bolsa de monedas y la gratitud de un amigo.
 
- Tu sabiduría me asombra, anciano. Esta es la segunda gran lección que me das hoy y es quizás más importante que la primera. Déjame pues que pague también esta lección con otra bolsa de monedas.
 
-Y a veces pasa esto -siguió el anciano y extendió la mano mirando las dos bolsas de monedas-: sembré para no cosechar y antes de terminar de sembrar ya coseché no solo una, sino dos veces.
 
-Ya basta, viejo, no sigas hablando. Si sigues enseñándome cosas tengo miedo de que no me alcance toda mi fortuna para pagarte
 
Jorge Bucay
 
Leído 4536 veces Última Actualización Sábado, 16 Julio 2016 00:05
Share on Myspace

Calendario

No event in the calendar
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30

Redes Sociales

Twitter

#ParaelespirituTV

Publicidad

Más Visto

  • El Monje y el Alacrán
    El Monje y el Alacrán  

    Un maestro oriental que vio cómo un alacrán se estaba ahogando, decidió sacarlo del agua, pero cuando lo hizo, el alacrán lo picó.

    Por la reacción al dolor, el maestro lo soltó, y el animal cayó al agua y de nuevo estaba ahogándose.

  • Compatibilidad de Leo
    Compatibilidad de Leo
     
    Leo
     
    ¿Quieres saber con qué signos es compatible Leo? Puedes descubrir la compatibilidad de Leo con todos los demás signos del zodiaco. Tan solo tienes que hacer clic en la combinación que te interese de la lista abajo para descubrir el grado de compatibilidad.
    El signo Leo es un signo de fuego. Es aventurero y energético, pionero y valiente, seguro de si mismo (Ver Características de los Leo).
  • Si te tiembla el párpado es por esto
    Si te tiembla el párpado es por esto  

    Muchas veces les sucede a muchas personas que el ojo les comienza a temblar y es un síntoma bastante molesto, pero no dificil de experimentar, seguro que todos sabrán de qué estamos hablando; cuando esto pasa quiere decir que hay movimientos oculares involuntarios que son una especie de contracción en la fibra del músculo que realiza los parpadeos.

    Por un lado, deben quedarse tranquilos ya que se trata de un problema temporal que a los segundos desaparece por completo y no hace ningún daño al ojo.

Buscar